Viajes que abrazan el alma

Desde mis ojos creo que es verdad que en la mirada de los más desvalidos está la humanidad misma. He tenido la oportunidad de viajar a lugares donde la vulnerabilidad de los seres humanos es el vivir diario, en donde he podido compartir con niños, adultos y un poco más adultos su vida real y he podido despertar los poros de mi piel y hacer corto circuito en mis neuronas preguntándome, cómo es que todos los días soy un ser humano tan bendecido y no agradezco cada segundo por ello.

Y es que la verdad, es que para validar cada bendición que tengo en mi vida tendría que dedicarla específica y explícitamente a sentirme agradecida y a divulgar mi agradecimiento, porque de otro modo, como lo es ahora, es mezquino mi comportamiento ante mi condición de persona que tiene oportunidades tan básicas como comer tres veces al día o tal vez más y que más bien debe decidir con un esfuerzo enorme no comer tanto para no engordar porque hasta el círculo social se ha dado el lujo de imponer estereotipos estéticos sobre el cuerpo humano mientras detrás de las espaldas están estos lugares donde viven estas personas que cada vez que ven comida se les ilumina el rostro y la barriga replica, como tratando de recordarle a ese ser que la debe alimentar.

WhatsApp Image 2017-09-19 at 10.40.06 (2)

Ha sido para mí de gran aprendizaje y de profundo cambio tener la oportunidad de estar en estos lugares, a donde no sólo he ido a intentar ayudar compartiendo un poco de lo que tengo sino que he ido a traer lecciones para el alma, para mi alma y el alma de las personas con las que puedo compartir esto. Lecciones que me permitan ser mejor persona y valorar cada pedazo de mi vida, que me permitan cambiar todos los días para entender más el mundo real, que me permitan no sólo entender sino actuar, que me permitan valorar un abrazo, un beso, un segundo de compañía, porque aunque para mi vida son evidentes y obvios para otras vidas son premios que a veces nunca llegan.

Cada vez que regreso de estos viajes siento que es injusto que exista tanta desigualdad, que no entiendo por qué razón es que en mi colchón solo duerme una persona aunque quepan dos, mientras que otras nunca han sentido si quiera el descanso sobre algo que los aísle del mismo piso, pero me siento en obligación moral de hacer algo, de cambiar, de escuchar, de aprender, porque sí que están las lecciones en estos lugares donde no hay sillas de oro ni decoraciones de artistas famosos, ahí en donde se encuentra la ausencia de lo básico, la ausencia de lo obvio es donde está el fruto que alimenta el corazón y que me permite entender que no debo gastar tiempo pensando en cómo es que la vida es tan injusta y tan poco equitativa, sino que debo invertir mi tiempo en aprender a sonreír como ellos lo hacen, con poco o con nada entre las manos, porque basta mirar alrededor de lo que sea que se vea, para entender que sólo poder respirar es ya una bendición en sí misma, y que las circunstancias son sólo eso, que están hechas para ser vividas sin críticas, ni sufrimientos, sino con la entereza de la fortaleza que viene implícita en nuestra humanidad para poder aprender y ser mejor, para poder superar obstáculos, para poder creer en Dios, para poder creer en uno mismo, para poder ayudar a quien lo necesite, para regalar abrazos, para sonreír todo el día, porque todas esas cosas básicas, son gratis, y son las más grandes bendiciones que se nos han concedido, aunque lo hayamos olvidado.

Abramos el corazón hacia nuestra base humana, en donde todos somos iguales, en donde todos merecemos igual, pero no lo que nos hemos inventado como humanos, sino, lo que por bendición divina se nos ha otorgado en la simple y maravillosa existencia sobre el planeta tierra, como una misma humanidad.

 

… Les dejo unas foticos de uno de mis viajes en uno de mis lugares favoritos de este país, Chocó, donde conocí a unas personas maravillosas que serán mis amigos para siempre y me los llevo en el corazón. ❤

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s